Los cristianos desafían las temperaturas bajo cero para difundir el Evangelio en Mongolia

Christian habla de la importancia de difundir el Evangelio en países con pocas iglesias.

0
309

Las bajas temperaturas no han desanimado a los cristianos de Asia oriental de compartir el evangelio. Un país, en particular, es conocido por su frío clima invernal. En Mongolia, durante los meses más fríos del año, caminar mucho tiempo al aire libre puede resultar incómodo.

No obstante, en lugar de dejar que los desafíos de la temperatura les impidan alcanzar y ministrar, una iglesia ha aprovechado las oportunidades únicas que trae la temporada. Todos los sábados, varios creyentes pasan el tiempo conduciendo por la ciudad buscando a alguien.

De esta manera, cuando encuentran a alguien, ofrecen llevarlo a donde la persona necesite ir con la intención de compartir el evangelio. Por lo general, encuentran oportunidades para compartir acerca de Cristo mientras viajan.

Según IMB , Eileen Swarr, una trabajadora que vive en el campo, revela que los miembros de la iglesia han visto constantemente a Dios trabajando a través de estos esfuerzos.

– Ad –

“La mayoría de las semanas durante el tiempo de testificación en la iglesia, las personas comparten que después de orar antes de salir a evangelizar los sábados, Dios los dirigió a una persona específica y preparó los corazones de esas personas para creer”, dice.

También, la iglesia también está planeando un alcance navideño con otras dos iglesias pequeñas. Durante meses, todos han estado orando por cinco amigos o familiares con los que puedan compartir el evangelio e invitarlos a un servicio especial de Navidad que las iglesias realizarán juntas.

ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE TELEGRAM PARA MANETER INFORMADA A LA COMUNIDAD CRISTIANA EVANGELICA.

Como tal, Swarr dice que se ha sentido alentada por el corazón que estas iglesias tienen para el evangelismo. Menos del 2% de la población son creyentes y más de 200 condados del país no tienen presencia de la iglesia.

Por lo tanto, también habla de la gran necesidad que tienen los creyentes locales de plantar iglesias saludables y que se multipliquen, y según ella, satisfacer esta necesidad comienza con simples actos de obediencia, como compartir el evangelio con quienes los rodean.

Fuente: Gospelprime