El actor Denzel Washington confesó que tuvo un experiencia con el Espíritu Santo

Denzel Washington confesó la semana pasada a través de un live en su cuenta oficial de Instagram que se asustó de la televisión al recibir el Espíritu Santo, así lo comunico el portal informativo The Christian Post.

0
296

Denzel Washington confesó la semana pasada a través de un live en su cuenta oficial de Instagram que se asustó de la televisión al recibir el Espíritu Santo, así lo comunico el portal informativo The Christian Post.

El reconocido actor participo en la transmisión en directo con el pastor, AR Bernard, y tuvo una entrevista bastante impactante. Denzel aseguro que le dio su vida a Dios tres veces y una de esas ocasiones sintió la presencia de el Señor de manera sobrenatural.

“Estaba lleno del Espíritu Santo y me asustó. Le dije: ‘espera un momento no quería profundizar tanto sobre el tema…’, contó el actor.

Washington confesó que todo esto sucedió en la iglesia Dios en Cristo del obispo Charles E. West en los años 80.

Denzel aseguró que le dijo a Dios que renunciaría a ver qué pasaba y al momento de entrar a la sala de oración vivió este suceso que jamás había experimentado.

Después de su experiencia con el Espíritu Santo llamó a su mamá y le comentó que había sentido como si estuviese volando. El artista comentó que su mamá creyó que era por alguna razón demoníaca.

ARTÍCULO DE INTERÉS:“Me arrepiento de haber sido ateo, estaba siendo rebelde con Dios”, dice Brad Pitt

Varios años después el artista dedicó su vida por completo al Señor.

Por otra parte, Denzel en una entrevista realizada por The Christian Post, aseguro que se profetizó que viajaría por todo el mundo para predicar el evangelio a millones de personas, asimismo en ese momento señaló que estaba haciendo lo que Dios quería.

ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE TELEGRAM Aquí buscamos mantener informada a la comunidad cristiana con noticias actuales e imágenes cristianas.

Además contó que su madre le decía que hacía mucho bien pero que no lo hacía de la manera correcta. “Ya no bebo ni hago ninguna de esas cosas”, subrayó.