Niña de 9 años lleva a toda su familia budista a los pies de Cristo: “Dios perdona todo nuestro pasado”

Peach, de 9 años, creció en una familia budista, pero le bastó conocer el Evangelio por primera vez, que el amor de Cristo tocó a sus padres ya su hermano mayor.

0
427

Tailandia.- Con tan solo 9 años de edad, una pequeña aprendió sobre el amor y el perdón de Dios a través de historias de la Biblia y se las transmitió a su familia, quienes fueron tocados con el mensaje del Evangelio y decidieron dejar el budismo y aceptar a Cristo. “Estoy tan feliz de que mi familia conozca a Jesús”, celebró la niña.

Peach, de 9 años, creció en una familia budista, pero le bastó conocer el Evangelio por primera vez, que el amor de Cristo tocó a sus padres ya su hermano mayor.

La madre de la pequeña la inscribió en un programa extracurricular apoyado por la misión Orphan’s Promise de Christian Broadcasting Network (CBN). Allí tuvo acceso a un libro infantil con relatos bíblicos.

“Vi la historia de Jacob y Esaú. Aprendí que Dios perdona los pecados y que nosotros también debemos perdonar”, dijo Peach.

Cuando se cumplieron las 2 semanas de que Peach se uniera al programa extracurricular, Tailandia cerró debido a la pandemia. Los profesores decidieron seguir impartiendo clases de forma virtual y Peach siguió aprendiendo más sobre la Biblia.

“Abraham estaba a punto de dar a Isaac a Dios como ofrenda, pero Dios le impidió matar a su hijo”, recuerda Peach. “Dios los amaba y ya les había preparado un cordero como ofrenda. Aprendí que Dios nos ama mucho, mucho”.

A través de su teléfono inteligente, Peach decidió hacer una oración con su maestra y se convirtió al cristianismo. “Quería recibir a Jesús en mi vida. Sabía que me amaba mucho. Quería ser parte de Su familia”, dijo.

Cuando terminaron los confinamientos por la pandemia, Peach invitó a su hermano mayor a la iglesia y allí terminó entregando su vida a Jesús. Entonces, su madre vio el contenido de las historias bíblicas para niños y también quedó impactada.

Posteriormente, Peach y su padre tuvieron Covid y fueron atendidos en el hospital, mientras que su madre y su hermano tuvieron que ir a un centro de aislamiento. Fue durante este tiempo que Peach oró con su padre y también se convirtió al cristianismo.

ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE TELEGRAM PARA MANETER INFORMADA A LA COMUNIDAD CRISTIANA EVANGELICA.

“Gracias por hablarnos de Jesús para que podamos abrirle nuestros corazones”, dijo Piromya, la madre de Peach. “Ahora le sigo y estoy lista para servirlo. ¡Incluso mi hermana oró conmigo para convertirse en cristiana!”

“Estoy tan feliz de que mi familia conozca a Jesús”, concluyó Peach, con una gran sonrisa en su rostro.

Fuente: Acontecercristiano