Si dejas que el Señor tome el control de tu vida, Ningún mal te conquistará; ninguna plaga se acercará a tu hogar

En nuestra vida cotidiana se nos presenta llena problemas y así como existe el bien, también existen las fuerzas espirituales de maldad, que nos asedian día con día para hacernos caer en el pecado, para que retrocedamos.

0
1075

Todos los que hemos aceptado a Jesús como nuestro personal salvador, confiamos en sus promesas y en su Palabra que es fiel y verdadera. En nuestra vida cotidiana se nos presenta llena problemas y así como existe el bien, también existen las fuerzas espirituales de maldad, que nos asedian día con día para hacernos caer en el pecado, para que retrocedamos.

El Señor Jesús nos dice en su palabra: “Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes”. Pues una rama no puede producir fruto si la cortan de la vid, y ustedes tampoco pueden ser fructíferos a menos que permanezcan en mí.

“Ciertamente, yo soy la vid; ustedes son las ramas. Los que permanecen en mí y yo en ellos producirán mucho fruto porque, separados de mí, no pueden hacer nada”. Juan 15:4-5

Las promesas de Dios son para quienes obedecen su palabra y hacen su voluntad, cierta vez Jesucristo le preguntó a su discípulo Pedro si quería irse y abandonarlo a lo que Pedro respondió:

ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE TELEGRAM PARA MANETER INFORMADA A LA COMUNIDAD CRISTIANA EVANGELICA.

“Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros? 68 Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna”. Juan 6:67-68.

Todos debemos de reconocer que sin Dios no somos nada, tenemos que estar apegados a ÉL para obtener su protección sobre todo mal, de seguro que si nos mantenemos haciendo su voluntad, sus Ángeles nos acompañarán siempre, para librarnos de todo peligro.

Si estás apartado o necesitas recibir a Jesús en tu corazón te invito a hacer la siguiente oración: “Señor Jesús vengo delante de Ti para pedirte perdón por todos mis pecados, entra en mi corazón, y escribe mi nombre en el libro de la vida. Amén.”

Salmos 91:9-11: “Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, Al Altísimo por tu habitación, No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada. Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos”.

Fuente: noticiascristiana

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here