Personas sobreviven a caída de avioneta tras la Oración

EE.UU.- Una familia sobrevivieron milagrosamente luego de que su avioneta se estrellara en una montaña. “Me desperté y pensé: Estamos vivos gracias a Dios y tuvimos aquellos ángeles en las alas del avión“, afirmó el piloto sobreviviente.

0
781

EE.UU.- Una familia sobrevivieron milagrosamente luego de que su avioneta se estrellara en una montaña. “Me desperté y pensé: Estamos vivos gracias a Dios y tuvimos aquellos ángeles en las alas del avión“, afirmó el piloto sobreviviente.

Brian Brown testificó su experiencia una gran liberación de parte de Dios cuando sobrevivió a un accidente aéreo. Él estaba pilotando su pequeño avión, con su esposa Jeyan y su hija Heather, en un viaje de Sacramento a Idaho, cuando fue sorprendido por una fuerte tormenta.

El padre tenia el conocimiento de que volar era totalmente riesgoso e hizo todo lo posible para evitar que el avión se estrellara.

Mientras eran zarandeados fuertementemente por la tormenta, Jeyan clamó al Señor por protección: “Dios, por favor, pon a tus ángeles en las alas del avión. Esto es mucho más aterrador de lo que pensábamos”.

Y toda la familia asintió con un “Amén”. Más tarde, el motor del avión se apagó y Brian pierde el control de la aeronave.

“Dios, todavía no estoy lista para irme. Por favor, protégeme a mí y a mi familia“, clamó con fuerza su pequeña hija Heather.

Poco después, Brian recuperó el control del avión y logró subir lo más rápido que pudo. Volaron de nuevo, pero terminaron estrellándose contra la ladera de una montaña en Idaho.
Milagrosamente, toda la familia sobrevivió a la caída. Incluso heridos y sangrando mucho, dieron gracias a Dios por estar vivos.

“Me desperté y mi primer pensamiento fue, ‘¡Guau! Estamos vivos gracias Dios. Jeyan dijo esa oración y tuvimos esos ángeles en las alas dela avión, tal como ella lo pidió“, testificó Brian a 700 Club Interactive.

ARTÍCULO DE INTERÉS: El Poder Transformador: Reflexiones Cristianas, Imágenes Inspiradoras y Películas de Fe en Línea

Tanto Brown como su esposa sufrieron traumatismo craneoencefálico. Ante temperaturas muy bajas, la familia tuvo que esperar horas para ser rescatada.

ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE TELEGRAM PARA MANETER INFORMADA A LA COMUNIDAD CRISTIANA EVANGELICA.

“Dios estaba allí, era tan obvio. Porque hubo cosas que nos sucedieron a lo largo de todo esto. Lo que sabía no tenía una buena explicación terrenal en este punto. Dios puso a todas las personas correctas, con las habilidades correctas, en el lugar correcto en el momento correcto”, concluyó Brown.