Mas de 10.000 jóvenes se reúnen para adorar a Dios

Cerca de 10.000 jóvenes se reúnen en Brasilia durante el Carnaval para participar del evento cristiano Arena Jovem, promovido por la Iglesia Sara Nossa Terra.

0
446

Cerca de 10.000 jóvenes se reúnen en Brasilia durante el Carnaval para participar del evento cristiano Arena Jovem, promovido por la Iglesia Sara Nossa Terra.

El programa de tres días incluye 20 apariciones especiales de cantantes y pastores y sigue la lógica de los campamentos y retiros espirituales tradicionales que realizan muchas iglesias durante la festividad.

La idea es fortalecer la convivencia entre los fieles y profundizar el aprendizaje bíblico en un ambiente más informal y distendido.

El evento, que ocurre todos los sábados, fue concebido hace años por la obispo Lúcia Rodovalho, pero es durante el Carnaval que toma un formato diferente.

Para la pastora Priscila Rodovalho, los jóvenes no necesitan la alegría ilusoria del Carnaval, sino la presencia de Dios en sus vidas. Señala que Arena Joven es un evento cristiano para recibir a Dios y que los jóvenes reciban la presencia divina para afrontar la batalla de la vida renovados.

El público que asiste al evento prefiere ignorar las ofertas mundanas del Carnaval y enfocarse en establecer una relación comprometida con Dios.

La maquilladora Giovana Nunes, de 21 años, quien participa en el programa, comenta que para la comunidad cristiana es algo increíble, con muchos invitados de afuera, y que la multitud está muy unida.

ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE TELEGRAM PARA MANETER INFORMADA A LA COMUNIDAD CRISTIANA EVANGELICA.

Además de los 10.000 jóvenes presentes, la programación del evento impactó a 100.000 personas en línea, según los organizadores. El programa de alabanza y adoración tiene como objetivo recibir la presencia divina y brindar a los jóvenes la oportunidad de salir renovados para enfrentar la batalla de la vida.

Para la pastora Priscila Rodovalho, la presencia de Dios es lo que realmente importa, y hay una manera diferente de celebrar el Carnaval. Los jóvenes pueden celebrar la presencia divina y afrontar la vida con renovación.

Fuente: Gospelprime