Anciana comparte poderoso mensaje sobre la oración: “No limites a Dios, Él te escucha”

La enseñanza compartida por una anciana en las redes sociales conmovió a miles de personas. Su mensaje fue dirigido a aquellas personas que sienten que Dios no les está respondiendo, se volvió viral con casi siete millones de visitas.

0
532

La enseñanza compartida por una anciana en las redes sociales conmovió a miles de personas. Su mensaje fue dirigido a aquellas personas que sienten que Dios no les está respondiendo, se volvió viral con casi siete millones de visitas.

La grabación fue publicado por su hija Jennifer Walker Smith en su página de Facebook. Con más de 3,5 millones de visitas, se escucha a esta dulce anciana decir: “Todos hemos tenido la experiencia en algún momento de que parece que Dios está tan lejos”, comienza la mujer, llamada Esther. “Y tal vez Él no está escuchando. No pasa nada. Está tan callado que nos preguntamos: ‘¿Importa que ore?’”.

Sus palabras son invaluables y fáciles de identificar, ya que tiene una perspectiva diferente que ofrecer que es verdaderamente reveladora. Ella señala que es “patético” preguntarse: “¿Puede Dios encargarse de esto?”.

Ella recurre al Salmo 78, un pasaje que habla de limitar a Dios. “Escribí en la parte superior de mi Biblia: ‘Esther, no limites a Dios’”, explica. “¿Sabes quien es Él? ¿Sabes con quién estás hablando? Palabras profundas. Y espera hasta que escuches qué más tiene que decir al respecto.

– Ad –

Todos nosotros podemos identificarnos con sus enseñanzas, ya que a veces nos preguntamos si Dios está escuchando y si realizó milagros solo en los tiempos bíblicos y no en nuestros tiempos.

Esther nos ofrece palabras invaluables, como esta “Él es el gran dador. Y no hay nada demasiado difícil para Él. no te rindas Sigue llamando. Sigue preguntando. Sigue orando. Él te escucha. Él está escuchando.

ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE TELEGRAM PARA MANETER INFORMADA A LA COMUNIDAD CRISTIANA EVANGELICA.

¡Amén! La respuesta es la oración y creer en el Señor Jesús con todo nuestro corazón, mente y alma. Él contestará nuestras oraciones de acuerdo a Su voluntad.